22.9.07

Recorrido semanal (ya no es excusa de nada... es un clásico)

En lo comienza a convertirse en un clásico de este rincón en el mundo, les dejo un par de links con asuntos que pensé durante la semana.

Primero, un excelente posteo de Ignacio Umán acerca de las neuronas espejo y su correspondencia con... la hinchada de Boca. Siendo quien esto escribe simpatizante acérrimo de dicho equipo no pude dejar de encontrar felicidad en la derivación de Nacho. Además lo relacione con los fenómenos emergentes. En un recital, nadie podría señalar quien comenzó a corear una canción que nos moviliza (en algunas ocasiones he visto a quien, al parecer, dio el puntapie inicial -para seguir la metáfora futbolera-, pero no se puede estar 100% seguro). Solo ocurre. De aquí salte al 2001, recorde el cacerolazo y me pregunte cómo se dio el que todo el mundo saliera a la calle. ¿Quién empezo? ¿Qué se necesita para que una persona se siente impelida a sumarse a tamaña manifestación popular? Hay un umbral, variable, en el que una persona hace determinada cosa. En algunos casos el umbral es bajo, esas personas son las que están primeras en una marcha, mientras que otras necesitan ver una movilización importante para sentir la necesidad de salir tambien. Tema para la discusión, seguramente.

Acá va otro acerca de la velocidad con la que nos manejamos en la Red. Leemos todo rápido, saltamos párrafos, buscamos palabras claves que nos guién, para tratar de estar en varios lugares a la vez. Es como si, en un fiesta, tratarámos de estar en todas las conversaciones al mismo tiempo. Tantas cosas pasan en la Red que tenemos miedo de quedarnos afuera de alguna de ellas. Multitasking, le dicen.


Finalmente, el mundo está empezando a reconocer que el negocio no pasa por el software propietario (un link del habitual, Enrique Dans). Podrán retrasar el advenimiento del software libre pero no detenerlo. El negocio pasa por desarrollar nuevas herramientas que mejoren las prestaciones básicas de las plataformas/aplicaciones. Apple ya está haciendo algo de esto cuando a partir de la facilidad de bajar archivos de música/video logra vender más iPods y su hermano mayor/menor, el iPhone. Las aplicaciones orientadas a los contenidos agregan valor. Esta ultima máxima, llevada al extremo, es el sueño de las corporaciones de la Red (más Dans). Usuarios que paguen una tasa creciente para acceder a los contenidos. Por suerte, el modelo del negocio ya ha cambiado lo suficiente para no permitir eso. Los usuarios no lo permitirían, más teniendo en cuenta que (según mi limitado parecer) el acceso a la Red va camino a convertirse en un servicio público fundamental para el desarrollo de la vida humana en esta era del acceso, tal como lo son los servicios sanitarios y los de energía.

No hay comentarios: