4.8.07

Lógica interna

Las grandes franquicias cinematográficas, llaménse Harry Potter, el Star Wars, Star Trek, etc., llegado un punto funcionan con una lógica propia. Con esto quiero decir que ya no importa si las películas funcionan dramáticamente, si son entretenidas o tienen algo que ver con el arte. Lo que importa es si funcionan dentro de la lógica interna de la franquicia, esto es, si la historia es buena dentro de los parametros de lo que ya está establecido como canónico, además de tocar aquellos temas que son cruciales para que la película (o serie).
En el caso de Harry Potter deben tocar temas como el crecimiento de Harry, su enfrentamiento con el Mal (encarnado en Voldemort), el tema de sus padres; así como también mostrar magia y el cambio en los otros principales, Hermione y Ron.
En el caso de Star Trek la historia debe ser de ciencia ficción con algo que lo relacione a la realidad, presente o pasada, además de grandes efectos especiales pero que tengan sentido dentro de la historia, y la exploración de sus personajes principales, sean estos Kirk y Spock o Picard o Data.
En el caso de Star Wars la gente odio la película porque se centro en los efectos mientras que el guión, y los dialogos, eran muy pobres, escritos por un nene de 5 años con delirios místicos.
¿A qué viene todo esto? Los medios de comunicación ya no siguen una lógica que los distinga del resto de la sociedad sino dentro de si. Lo que importa es lo que está adentro, no porque lo de afuera no importe sino porque no hay afuera posible. Los medios de comunicación siempre se refieren a si mismos porque no hay otra cosa de que hablar. Lo que vemos no es el tsunami sino lo que la TV muestra de este.
Esa "lógica de edición" gobierna nuestras vidas, todo el tiempo estamos editando lo que vemos, oímos, hacemos, de acuerdo a nuestros gustos e interéses. Se que escribo sobre esto ad nauseam pero esa es la más grande revolución que han traído las TICs: el cambio de la lógica vital que nos envuelve. Pasamos de una lógica determinada por la religión a otra en la que incluso la religión se ve subsumida. Es por eso que el Papa se ve en la necesidad de hacer declaraciones altisonantes: ¡para salir en los diarios!
Y de ahí, para terminar con otra franquicia, viene la idea de Matrix. ¿Qué tal si lo que vemos en la pantalla no es la realidad? Un pensamiento escalofriante.



Nota: Mientras que el hecho de hablar de franquicias nos muestra a las claras que el mundo del espectáculo es principalmente un negocio, es mucho más que eso. Mucha de la gente que trabaja en ellas sienten que están contribuyendo con el mundo, que tienen algo importante para decir, y que están en el lugar correcto para decirlo. Y problemente tengan razón, así que deberíamos cambiar de trabajo, gente.

3 comentarios:

Sol dijo...

No me interesa Harry Potter y jamas he visto nada de Star Trek. Pero Star Wars siempre me gusto. :)

De La Hoya dijo...

Me gusta el cine "independiente", cada día más. Me gusta mucho el cine independiente norteamericano y el coreano. Un cine que se define como independiente (según mi parecer)es tal porque pasa películas que están fuera del mainstream, lo cual significa que funcionan por afuera y muchas veces en contra de la industria del entretenimiento. Que mantienen la pretensión del arte, por sobre la de gratificar a las masas con lugares comunes, y la no subordinación de la inteligencia a sensaciones primarias.
Generalmente en el cine independiente no hay periodistas, ni diseñadores gráficos ni arquitectos, es gente que labura, caga, toma cerveza y se complica la vida como cualquier cristiano.

Recuerdo la película Repatriation de Dong-Won Kim que es un documental que cuenta la historia de los coreanos del norte que quedaron presos durante más de treinta años en el sur por espías después de la guerra y quienes, pese a la tortura, nunca aceptaron convertirse. Entraron jóvenes y comunistas, salieron viejos y comunistas. ¿Por qué lo hicieron?”, se pregunta el director. ¿Por qué no te convertiste y la sacabas más barata?
También recuerdo cuando salí de la sala y me encontre con los empleados de Hoyts con sus viseras, listos para la limpieza y para asegurar la rotación. Ese choque entre el mundo adocenado de afuera y el mundo de catarsis, luchas y preguntas de adentro debemos ganarlo.
En fin, estas películas me hacen mejor persona, me hacen feliz, comprendo más la vida por ellas. Se, por ejemplo, por ellas, que la vida es incomprensible y no nos conforma del todo, pero al menos no estamos solos ante semejante noticia. Ese director coreano o francés lo ve igual que nosotros y celebro que ellos puedan hacer su negocio con lo que les apasiona (creo que nunca nos vamos a poner de acuerdo con esto último) Muy buen post, espero que no se corte cuando termines de cursar. Un abrazo.

Sebas dijo...

Sol: Todos tenemos nuestro lado débil.

Mr. de la Hoya: Ya termine de cursar. En cuanto al cine independiente me reservo la opinión para otros foros más propicios.