27.7.07

Desorganizaciones

Los medios de comunicación siempre están mordiéndose la cola. Siempre hablán de si mismos. Podríamos decir que son rizomáticos. Los preogramas de chimentos, las revistas del corazón, los talk shows, tienén esa característica. Así que no debería sorprender que en nuestros blogs hablemos de la tecnología en gral., de Internet en particular, y más que nada: de blogs!!!
La introducción viene a cuento. Leyendo (sí, lo adivinarón) a Lash y su concepto de desorganizaciones encajaron de perillas en lo peripatético de los blogs, su multiplicidad. Más que nada cuando las compara con la cultura pop británica, es decir con las tribus urbanas, aunque él no las llame así. El sostiene que son formas particulares de sociación, ni formales ni informales: "Las desorganizaciones son menos locales, menos fijas que las organizaciones informales, y suelen estar más dispersas en el plano global; cambian de manera constante y están literalmente en marcha"(1). Post, comentarios, respuestas a los comentarios, links de un blog a otro, feevys. No tienen que ver con los países, sino con clases sociales, pero tampoco, con culturas, músicas varias, literaturas, políticas, pero no del todo. Hay un recorrido personales, eclético, en nuestro blogs, incluso en los temáticos. Un recorrido que atraviesa otros recorridos de una manera, me atrevería decir, nunca antes vista.
Además, como dice Lash, las desorganizaciones no son medios para fines, sino que "tienden a a apartarse de los medios que caracteriza la racionalidad instrumental (...) una herramienta de diseño es un medio, cuanto más investida está de afecto y más vivimos con esos instrumentos y artefactos en nuestras actividades cotidianas, más pierden el carácter de mercancías utilitarias para convertirse en' singularidades' (Appadurai, 1986)"(2). Tanto tiempo investimos en nuestros blogs, no de sólo de diseño, sino pensándolos, que son, como cualquier creación artística, nuestros hijitos (re Susanita lo mío). El blog pierde, casi, su carácter periodístico para adquirir uno artístico. Se convierte,inmaterial como es el blog en nuestras mentes (más allá de donde esté almacenada la información), en una interfaz teconológica más y, más aún, en indispensables, en un bien de primera necesidad.
(1) Lash Scott, "Crítica de la información", Amorrortu, Bs. As., 2005.
(2) Ibid.

No hay comentarios: