25.12.07

La alegría de encontrar un libro...

Leí que, en una entrevista a R. Piglia en "La Biblioteca" (Revista de la Biblioteca Nacional) que la facilidad con que encontramos los libros vía Internet (tanto bajándolos como comprándolos como sabiendo donde ir a buscar) no ha despojado de la felicidad de encontrar ese libro que estuvimos buscando durante tanto tiempo. Disiento. Es verdad que encontrar un libro hoy es más fácil que en otras épocas: probablemente por eso cuando encontramos un libro que, tal vez, ya no buscabamos, supone una alegría mayor.


Me paso, como he contado en algún lugar, cuando hace dos veranos encontré "Fatherland", de Robert Harris. Recordaba haber visto la película cuando niño, y más de cinco años atrás leí, en una época en la que vivia en Mar del Plata, otro libro del hombre: "Enigma", sobre los matemáticos que descifraban las claves cifradas alemanas, y las desventuras amoroso/policiales de uno de ellos. Esté último libro me costo, allá por 1999 o 2000, $1 en su versión de tapa dura. Y en su contratapa me recordo aquella película vista tiempo atrás. Años buscando el libro, primero en la Féliz, y luego aquí en Buenos Aires. Nada, no habia caso. De tan agotado que estaba ni usado lo conseguía.




Y, otro verano, en otra librería con MUCHOS libros usados, cuando estaba por tirar la toalla por aquel día, que en un anaquel alto, a dos metros de mi, lo vi. Aparentando tranquilidad me dirigía al vendedor, y le pregunte: "¿Cuánto está?". La respuesta fue "siete pesos" y supongo que la sonrisa que evite en mi cara se desparramo por el resto de mi cuerpo. De más está decir que me lo lleve y que cada tanto lo releo, siempre con gusto a misión cumplida.

Como posdata diré que "Enigma", el libro que compre por un peso , termino en manos de una (hoy) ex novia, que no tuvo la delicadeza de devolverlo. Finalmente, el año pasado, lo compre nuevamente: está vez en tapa blanda y $3. Sentí que me habia estafado a mi mismo.

2 comentarios:

María dijo...

Yo disfruto de hacer una expedición en la biblioteca de mi mamá... leo aquello que logró enamorarme en el momento.
Aun asi, busco un par de libros que jamás encuentro... "LA LUNA Y 6 PENIQUES"... Creo que usted tiene más suerte; si lo ve. Adquieralo para mi y despues hacemos la transaccion! jejeje...
PD: Igual creo que lo que realmente disfrutamos de leer es aquella libertad que nos da la imaginacion...

Sebas dijo...

Voy a tener en cuenta su pedido y estaremos a la pesca (del libro, se entiende).