30.11.07

Lo nuevo y el archivo

Algunos ideas edge-of-your-seat-kind-of que estuve remoloneando con respecto a 'lo nuevo'. Boris Groys (entre otros, lo cual no deja de ser irónico) se pregunta a que llamamos 'nuevo' hoy en día. Hay una constante búsqueda de la novedad que, en la mayoría de los casos, no es más que un collage de anterioridades.

Leo, en el reciente libro "La utopia de la copia" (Interzona, Bs. As., 2007) de la ensayista alemana Mercédes Bunz que lo nuevo, lo revolucionario, hoy, tiene que ver con la copia digital. En una cultura en donde aquello creado, aquello que ostenta siquiera una pequeña diferencia con respecto a lo que lo precede, se considera como novedad, aparece la copia digital, la posibilidad de copiar todo como una forma de subversionar la realidad. Justamente en ésta palabra, subversionar, se enconden varios significados que se cruzan, conversan, y más que conversar discuten entre si: a la idea de rebeldía, de estar contra el orden establecido, se le agrega a contrapelo (bejaminianamente, si quieren) otra que habla de versionar la realidad, de hacerla distinta, de rebajarla a fuerza de repetirla. Y aquí hay algo que nos habla.

Justamente utilizamos el archivo como una forma de convertir eso que paso en lo que será. Es Bunz la que trae a la memoria la presentación de la artista apropiacionista Sherri Levine que reproduce en After Walker Evans fotografías de un norteamericano, enviado por el gobierno de ese país a retratar la vida en las granjas y que termino retratando la pobreza y la desolación que rodeaban a éstas. A su vez en los '70 Richard Prynce (otro apropiacionista) hizo lo propio y Levine lo repitió. Lo que en Evans era the naked truth, en Prynce se convierte en denuncia y arte y con Levine en ironía, desplazamiento. Una crítica, tal vez, a la manía por basar todo en los archivos. Los archivos documentan los vencedores, lo pasteurizado, lo que debería pensar y no lo que pienso. Esto es lo que sostiene, no exactamente con éstas palabras, J. B. Alberdi en "Grandes y pequeños hombres del Plata" (Editorial Punto de Encuentro, Bs. As., 2007). La historia está en el sentir de los pueblos, no es los escritos de sus ideólogos.

¿Hay lo nuevo de lo nuevo o lo viejo de lo nuevo? ¿Es todo copia de la copia? La copia es nuestro destino, recien ahora estamos comenzando a vislumbrar, con un vértigo de novela, el enfrentarse a toda la cultura que vino y que está viniendo. Está en nosotros aprender, a trompicones, a analizar (en la práctica, siempre en la prática) éstas copias constantes que generamos y se nos generan. Cuando la vida está copiando al ready-made como mecanismo de defensa, más que otra cosa, ante la proliferación de objetos que escapan de nuestras capacidades tanto cognitivas como económicas. Este es el reinado de las cosas que no terminamos por acepta. Para bien, porque en las cosas está lo humano y la posibilidad de encontrar algo nuevo entre los trastos viejos.


10 comentarios:

María dijo...

Te metiste un un gran lío... jamás lograría nadie definir lo "nuevo", como no podrías decirme qué es lo "normal" ¿Normal y común es lo mismo?(Deberías escuchar las largas discuciones con Caro sobre sus definciones).
Mi mamá siempre cuenta que cuándo ella hizo un curso de publicidad lo primero que le dijeron (Frase fetiche quizá) "Ustedes no pueden invenar nada, porque todo está inventado. Ahora, tienen que ser lo suficientemente ingeniosos como para poder combinar todos esos elementos ya inventados y crear algo innovador" (O algo asi...)
Logra ser desilucionante esto, si no existe no nuevo significa que nada ya me va a sorprender lo suficiente porque todo, tarde o temprano, ya lo conozco... o es una reinvención de lo que conocí en algún momento.
Pd: En el video ('1.55) un muchacho tiene las mismas zapatillas que yo! Es emocionante aunque bien cholulo...

Sebas dijo...

Eso siempre dicen en publicidad... creen que tienen todo resuelto... por eso yo le huyo a los publicitarios como a la peste (por lo menos a los que me cruce en la facu... preguntale a Caro).
Si no queda nada nuevo que descubrir, y/o perdemos nuestra capacidad de sorprendernos, mejor que "Sueiro apague la luz".

Caro dijo...

Bueno ya q me mencionan tanto... Digo hola... no? Para mi el tema de crear tiene q ver con q uno crea en base a los parametros q tiene en la cabeza... el clasico inventa un animal... y q haces? mezclas partes de animales diferentes... o definis un objeto en base a la similitudes q tiene con otro... un celular es como un telefono inalambrico que podes llevar a cualquier lado?
bss

Caro dijo...

Te agregue en mis favoritos de Technorati!!
bss

Sebas dijo...

Eso siempre, pero quizas en medio de todo sale algo realmente nuevo: lo que pasa es que estamos tan habituados a lo nuevo que no lo notamos.

De La Hoya dijo...

No entiendo nada, este blog me baja la autoestima de manera escandalosa, mejor me voy al de jorgitoasisdigital...

Sebas dijo...

Deje de mentir, De la Hoya, para ahorrarse los comentarios. Comente, canejo!

María dijo...

Me encanta que esto se propague... Sebas, mi hna y "de la hoya"... jejeje... Lo felicito; ha logrado que la comunicación interblogggs se logre...
En realidad no se si estamos habituados... yo diria "cansados"... esa es la actitud de no asombro que me parece horrible ante la vida y que tenemos
pd: Sigo intentando reconocer a los musicos... Caro no supo a quien me refería... Mal!

Horace dijo...

El tema de la copiaaa. Qué buen tema! Un titulo optativo seria "La obra de arte en la epoca de su reproductibilidad digital".
Muy buena data, Seba.
Mi gran compañero en estos asuntos es el tío Benjamin, que si bien escribió en la primera mitad del siglo XX, aún resulta poderoso para dar cuenta de la relación entre lo nuevo y lo viejo.
Salud!

Sebas dijo...

Don Benjamin es un amigo en estos casos, por supuesto.