10.11.08

F1 de fábula

I
Roland Barthes, en Mitologías, reflexiona sobre los distintos significados mitológicos que encerraba la famosa prueba de ciclismo Tour de France. En este artículo no se refiere a la TV pero bien podría hacerlo: habla de la cobertura que de este evento hacen los medios gráficos franceses (y más precisamente las revistas, ya que menciona a L'Equipe).

Al ver las últimas carreras de Formula 1 del año (Singapur, Brasil) fue imposible no relacionarlo con este artículo. La primera pregunta que surge es si la F1 se constituye como mito; creemos que si, teniendo en cuenta que Barthes dice que "el mito es un habla".

... el mito constituye un sistema de comunicación, un mensaje. Esto indica que el mito no podría ser un objeto, un concepto o una idea; se trata de un modo de significación, de una forma. (Mitologías, Roland Barthes, trad. Héctor Schmucler, Siglo XXI, 1999)

Si la F1 es un sistema mítico, entonces sus participantes y todo lo que la rodea se pueden encuadrar dentro de estas coordenadas. Lo que hicimos fue releer con ojo avezado el artículo de Barthes sobre la Vuelta de Francia tratando de encontrar instancias trasladables a la Formula 1 actual y como esta es mostrada/construida por la TV a través de las transmisiones que hacen de cada Gran Premio.



II
Barthes habla de los corredores y de hecho incluye un "Léxico de los corredores" y los transforma en personajes. Con la F1 actual las transmisiones televisivas hacen exactamente lo mismo, entonces vamos a intentar un Léxico de pilotos (2008)

Felipe Massa, "Felipinho", es joven, brasileño, raíces latinas. Por tanto impredecible, explosivo, una bomba de tiempo. Y lo demostró en Singapur. Iba primero, haciendo uno/dos con su coequipier Raikkonen. Entra a boxes, y por salir apurado no terminan de desconectar la manguera. Se lleva la manguera, tiene que esperar a que se la retiren, y además es penalizado por su imprudencia.

Kimi Raikkonen. Finlandés, por tanto frío. Calculador, paciente. El año pasado (2007) gano el campeonato mundial por su tesón en el último Gran Premio (GP) de Brasil: en la última carrera persevero y prevaleció por sobre los desaciertos de sus rivales: Fernando Alonso y Lewis Hamilton. Es compañero de Massa en la escudería Ferrari y todo el año trato de apoyar a su compañero para que gane el campeonato mundial.

Fernando Alonso. Español, tambien impulsivo, pero más que nada talentoso. Lo que no logro con su auto, inferior técnicamente a los Ferrari y los McLaren, lo logro a puro talento y termino ganando dos GP.

Lewis Hamilton. Inglés. De color. Joven. Mal carácter, termino coronando el campeonato. El campeón más joven de la historia. Mal llevado, tuvo una relación tormentosa con el español Alonso cuando compartieron equipo el año pasado. Por joven, por apresurado, perdió el campeonato del 2007 a manos de Raikkonen, y casi perdió el del 2007 a manos de Massa. Necesito de un deux ex machina a manos de Timothy O'Glock, que perdió la posición en la ultima recta del última GP del año para quedar en 5º posición y terminar primero en el campeonato.

Sebastian Vettel. Joven, alemán. Una de las promesas de la F1, en un equipo considerado como el muletto de Red Bull: Toro Rosso. Ganó dos GP.

Timothy O'Glock. Otra joven promesa. Termino siendo el monje negro del año al impedirle a Felipe Massa llevarse el campeonato del mundo: su auto perdió tracción en la última recta ascendiente, porque tenía cubiertas para piso seco cuando al final comenzó a llover. Lo paso Hamilton y el campeonato cambio de manos en veinte segundos.

David Coulthard. El veterano escoces que se retiraba. Se le negó el campeonato del mundo en varias oportunidades, por tener por delante a pilotos de la talla de Michael Schumacher.

"Nelsinho" Piquet. Otro joven brasileño, elegido para sentarse en la butaca de un F1 por portación de apellido. Protagonista de accidentes espectaculares. Se quedo afuera en varios GP por falta de pericia o errores de juventud.

III
El tiempo y los boxes cobran una dimensión inusitada en las estrategias de los equipos. Ganar un GP depende mucho de una estrategia bien diseñada, teniendo en cuenta también las particularidades de cada circuito. La cantidad de detenciones para cambiar combustible cuenta mucho, y por tanto el desempeño de los auxiliares en boxes. Probablemente Ferrari perdió el campeonato en boxes.

El Director del Equipo, con tantas variables, termina siendo marioneta del destino. La persona que diseña todo para ganar y se pone en manos de demasiada gente que en ocasiones e inadvertidamente hace todo para perder. El héroe innombrado e inmóvil que es mejor representado por Ron Dennis, director de McLaren, postrado en una silla de ruedas por un accidente en su juventud.

(Inspiración: http://adolforamirez.com/2002/05/24/barthes-la-lucha-libre-y-el-mito-big-brother/)

No hay comentarios: