14.8.08

Un paso adelante y dos para atrás

Rafael Cippolini escribió sobre los tecnófobos y sus relaciones con la tecnología. Rescaté estas dos frases de un posteo bien interesante.

Refiriéndose a los tecnófobos y la tecnología: "Por supuesto, hablamos de tecnología y no de técnica. La técnica es tekné, habilidad, pericia y arte: el yoga tiene sus técnicas, como el autocontrol. La tecnología implica invariablemente una instancia industrial. Aunque sea una industria de garaje."

En realidad los tecnófobos no están contra la tecnología: simplemente siguen eligiendo la tecnología de una época anterior."

2 comentarios:

rafael cippolini dijo...

Hola Sebas
Todo el tiempo utilizamos las mas diversas técnicas así como somos módicos tecnófobos.
Toda cotidianeidad es un conjunto enlazado de técnicas: procedimientos repetitivos que podríamos definir como rutinas críticas, es decir, rutinas razonadas, sistemáticos pasos que realizamos para abordar un destino.
Pablo Strozza me comentaba hace unos días que Thurston Moore, de Sonic Youth, seguía prefieriendo el cassete al compact, incluso al disco. Cada tecnología es producto de un tiempo, tiempo que es una imagen del mundo, una cosmovisión que nos resulta cómoda o útil.

Sebas dijo...

El problema de ser tecnófobo es cuando se convierte el reloj que atrasa. El umbral de cambio llega en distintos momentos para c/u, teniendo en cuenta la economìa, la accesibilidad y los conocimientos. Pero en algún momento ocurre. Si no, es un problema.